lunes, 22 de octubre de 2007

Mi Defensor.

Re


Sinceramente (como empieza cada oración mi comadre). A veces siento como que le es de vida o muerte al enemigo hacerme la vida imposible. Tanto esfuerzo para que yo encuentre contrariedades en mi diario vivir y siempre se le vira la torta. Sí, soy humana, y sí, me molesto; pero antes de que mi copa sea rebosada por la ira y la desilusión me recuerdo que no necesito exclamar (desesperada y a todo pulmón)¿y ahora, quién podrá defenderme? Porque yo sé quién es el único que me puede defender. Tan pronto le pido que venga en mi ayuda, El viene como un bálsamo de paz sobre mí y me ayuda a discernir qué camino tomar, cómo actuar, cómo hablar.
Mi Chapulín no necesita un chipote chillón para combatir contra mi enemigo, ni para arreglar mi situación. Su sóla presencia basta. Él es mi roca, mi consuelo y mi fortaleza, nunca se aparta de mi lado.
A diferencia del Chapulín Colorado de otros (que pueden ser ellos mismos, el dinero, un amigo, alguien a quien estén aferrados, una financiera, un banco, una bruja, un amuleto, un falso dios…) el mío siempre es efectivo y eficaz (dos cosas muy distintas). Efectivo porque es más real que tú y que yo, siempre está presto a auxiliarme y nunca llega tarde. Eficaz porque es todopoderoso, Él es más grande que él que en mi contra está! Siempre sabe que hacer y para Él nada es imposible.
Nada está perdido si recurres a Él. Recuerda que el mismo Dios, Cristo Jesús, el cordero perfecto, prometió enviarte no a un defensor sino “al Defensor”, al Paráclito, al Espíritu Santo, al consolador.
Cada vez que te sientas en la necesidad de ser socorrido recuerda que el mejor súper heróe ha sido destinado para ti, Él es tu promesa; reclámala y hazla vida en ti!, llámalo! Dile ven Espíritu Santo promesa mía… te necesito!!!!!
Aunque no veas que las cosas comiencen a cambiar de una vez, tendrás la certeza de que El tiene todo bajo control y tu serás restaurado, levantado y fortalecido.
Pídele que venga a ti y Él lo hará.

2 comentarios:

Mich dijo...

Amen :)
Santo! Cuánta luz! Gloria a Dios.
El Señor te bendice abundantemente en todas las áreas de tu vida.

Selene dijo...

Amén hermanita. Toda la gloria sea por siempre para Él. Dios bendiga cada uno de tus pasos.

Bendición.

"Que el Señor te bendiga y te proteja... Que Él te mire con amor y te conceda la paz." Números 6, 24-26.