lunes, 25 de agosto de 2008

Te bendigo en el nombre de Jesús.

Que la paz del Señor y su Santa gracia sean derramadas sobre ti este día y todos los días de tu vida.

Hoy quiero bendecirte a ti y a tu familia en el nombre de poderoso de Jesús con frescas bendiciones de lo alto. Le pido a Dios que te protega a ti y a los tuyos, que no permita que la desgracia toque a tu puerta. Le pido a nuestra Mamita querida María que cubra tu hogar con su santo manto y que con todos los santos y ángeles del cielo que alaban a Dios sin cesar eleven hasta su trono una oración de interseción por ti y los tuyos. Que la alegría y la unidad de Dios Trino reine en ti y en tu hogar.

Amén.

2 comentarios:

Majarete dijo...

Estamos viviendo en unos tiempos muy dificiles. Tus bendiciones son en hora buena

Selene dijo...

Tienes razón Majarete; estamos viviendo tiempos difíciles, y es por esto que con más razón debemos ir a los pies del Maestro. Lo bueno es que, pase lo que pase, Él ha prometido estar siempre con nosotros... Él siempre es fiel. Paz y bendición.

Bendición.

"Que el Señor te bendiga y te proteja... Que Él te mire con amor y te conceda la paz." Números 6, 24-26.