lunes, 27 de julio de 2009

Te entrego mis sueños.


Amantísimo Padre bueno, en este día especial que me permites vivir, quiero entregarte cada uno de mis sueños para que los depures y me devuelvas solamente aquellos que fueron puestos en mi corazón por ti. Recuerda que mi mayor anhelo es que puedas libremente cumplir tu voluntad en esta vida que ya no es mía más mía, sino tuya. Amén.

3 comentarios:

solo nosotros dijo...

Perdona mi ignorancia, de donde sacas todas estas oraciones?

Saludos

Selene dijo...

Hola, nada que perdonarte! Esta oración, al igual que todas (a excepción de la oración de la Sangre de Cristo) son mías.

Cuando comparto algo que no es de mi autoría, siempre doy los créditos. De esa manera se puede distinguir si ha sido o no escrito por mí.

Un abrazo de paz, bendiciones :)

Anónimo dijo...

Muchas gracias por responder, una oracion muy hermosa que adoptare en mi vida.
Felicidades por compartir este rincon de tu corazon y por favor, nunca te canses de hacerlo, seguro estoy que hay mucha gente que fortalece su alma con tu ayuda.

Saludos

Bendición.

"Que el Señor te bendiga y te proteja... Que Él te mire con amor y te conceda la paz." Números 6, 24-26.